En esta sección se reproducen poemas en sus diferentes formatos y soportes. Se trata de un archivo de textos, voces, videos, performances.

Por consultas escribir a cajaderesonanciaweb@gmail.com

 

Carlos AguileraRaydel Araoz / Carlos BattilanaMariano Blatt / Luis Bravo / Luciana CaamañoFabián Casas / Rocío Cerón / Emeterio Cerro / Mauro Cesari / Cuqui / Felipe Cussen / Augusto de CamposMarcelo Díaz / Gilda Di CrostaMarosa Di GiorgioRoberto Echavarren / Los 90: entrevistasCarlos Essmann / Eva Perón en la hogueraSilvana Franzetti / Daniel García y Gilda Di Crosta / Marília Garcia / Yanko González / Grupo Las O/ Fernanda Laguna / Leónidas Lamborghini / Federico Leguizamón / José Lezama Lima / Milton López / Luis Alberto Marecos / Marilú / Glauco Mattoso / Muestra sonora-Poesía chilena / Tatiana NascimentoNéstor Perlongher / Martín Prieto / Rastrojero: Festival de poesíaProyecto Trilse Alejandra Saguí / Susy ShockIsmael Velázquez Juárez José Watanabe / Videopoemas 

Rastrojero/ Festival de poesía de Ayacucho

Rastrojero es un festival de poesía organizado por un grupo de artistas y vecinxs, junto con el Espacio Cultural La Vieja Usina y el Club Juventud Unida de la localidad de Ayacucho, provincia de Buenos Aires. Este evento, cuya idea se gesta en la experiencia espontánea de un campamento literario en el año 2017, tuvo su primera edición programada en el año 2018. A partir de entonces el festival se realiza anualmente el primer fin de semana de febrero (época de altas temperaturas como nos dice su logotipo) y adquiere como sede estable los espacios públicos anteriormente mencionados.

Las actividades del Festival, siempre con entrada libre y gratuita, salvo dificultades climáticas, se desarrollan al aire libre y en horario vespertino, pues uno de sus objetivos es convocar bajo un mismo cielo a artistas de distintas disciplinas para celebrar a “la Cenicienta de la Literatura”, como lo definen sus principales organizadorxs, Cipriano Lavalla, Lucrecia Ferrari, Martín Moureu y Mercedes Almirón.

Denominado Rastrojero en alusión a la presencia de la poesía actual sobre un escenario rural (y viceversa: la presencia de lo rural en la poesía actual), el Festival invita a una experiencia de intercambio de lecturas e ideas, donde escritorxs pertenecientes a diferentes generaciones y estéticas, provenientes de distintos puntos del país y del exterior, dan a conocer sus publicaciones y sus producciones inéditas, contando con un espacio para la reflexión sobre la propia actividad poética. Además de lecturas de poesía, presentaciones de libros y talleres literarios, el Festival Rastrojero de Poesía despliega también una feria de librerxs y editoriales independientes, en la cual han participado librerxs de la zona, la revista Hablar de Poesía, los sellos Vox y Hemisferio Derecho de Bahía Blanca, Peces de Ciudad, la Carretilla Roja, Viajera, además de aquellas editoriales nucleadas en La Coop: Alto Pogo, Kintsugi, Conejos, Años Luz y Santos Locos.

Más allá de las propuestas específicamente literarias, el Rastrojero explora el cruce de un amplio espectro de actividades culturales entre las que se incluyen performances teatrales, música en vivo, espectáculos de danza, proyecciones audiovisuales, show de títeres, realización de esculturas en vivo, muestras de artes plásticas, instalaciones interactivas como el reparto gratuitos de “encomiendas”, presentes que contienen un regalo artístico secreto, etc.


Este evento ha sido la manifestación en voz alta de un susurrar poético imparable en la región; y ha provocado el cruce de las más diversas trayectorias, entre los que podemos mencionar a Anahí Mallol, Ariel Bernami, Mercedes Almirón, Bruno di Benedetto, Carlos Battilana, Julián Algüello, Sabri Rayo Canción, Carolina Esses, Cristian de Nápoli, Martín Moureu, Gabriel Reches, Gabriel Sosa, Guillermo Del Zotto, Julia Magistratti, Julieta Lopérgolo, Jota Salazar, Marcelo Díaz, Javier Dubra, Martín Armada, Cipriano Lavalla, Agustín Cabrera, Miguel Gaya, Darío Díaz, Natalia Romero, Nurit Kasztelan, Darío “Palito” Ledesma, Sebastián Bianchi, Silvia Castro, Tálata Rodríguez y Yaki Setton, entre muchxs otrxs. Varias de las lecturas de estxs poetas, principalmente aquellxs que participaron virtualmente desde sus domicilios en la edición 2021, han quedado registradas en la página de Facebook del Festival: https://www.facebook.com/festivalrastrojerodepoesia/.  No obstante, nos interesa comenzar a compartir aquí, en Caja de Resonancia, aquellas voces que estuvieron presentes en el espacio y tiempo que Rastrojero abrió para su auditorio de entonces, el cual logró ser también, gracias a los registros que han quedado dispersos en dispositivos personales y a la potencia de archivo que estas acciones, voces, cuerpas y paisajes guardan, el auditorio que nunca dejará de venir y la poesía que nunca dejará de resonar.

Por último, cabe destacar un dato curioso pero para nada inocente respecto a la importancia de estos encuentros de poesía colectiva en el territorio de la provincia de Buenos Aires. Rastrojero sucede todos los años en la localidad bonaerense de Ayacucho, único sitio geográfico que llamativamente, nos confirma Wilkipedia, se nombra en el poema nacional Martín Fierro de José Hernández. Y si bien las huellas del gaucho cantor, inscriptas a su vez en la insistente búsqueda de una modulación, de una escritura y de un Estado nacional, se encuentran aún latentes en este territorio sobre el cual el festival se despliega (baste recorrer algunas de las calles principales de Ayacucho o asistir a la famosa Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra para dar cuenta de ello), estas logran mezclarse con otras huellas: aquellas que la voz poética y sus cuerpas imprimen sobre los trazos y mapas hegemónicos de la historia de dicho territorio, por donde las vías del ferrocarril, junto a los alambrados y el tendido de la luz eléctrica, han recortado el llano con formas rectilíneas y han ocupado el espacio y el tiempo con progresivos relatos en torno a un patriarcal desierto. Este Festival Rastrojero sube el volumen y visibiliza esos rastros tapados por las botas del pasado y las 4x4 con glifosato del presente y recupera, desde el arte y la poesía como acciones colectivas, no sólo una memoria cultural ligada más al estado de oralidad de la lengua que a la escrita, sino también, como les gusta pensar a Arturo Carrera y Daniel Link las vidas que han quedado aisladas en las zonas rurales de Coronel Pringles,  una “comunidad de centinelas” que preservan a lo público, a lo colectivo y a las cigarras de su desaparición.


Por otra parte, y como efecto refractario de estas acciones transformadoras, Rastrojero nos permite repreguntarnos en el presente sobre el concepto de “poesía rural (y varonil)” instaurado por la tradición literaria, así como también, nos permite repreguntarnos qué ruido hace la poesía lejos de los grandes centros urbanos por donde las voces editadas circulan con mayor visibilidad y accesibilidad. “Una sola línea de micros llega a este rincón de muertos, atravesando arroyos desbordados y rutas holladas por los camiones pedreros del Tandil, una vez que cerraron los últimos ramales del Ferrocarril Roca” nos dice una de las crónicas realizadas sobre Festival en torno a la dificultad de transitar y conectar las localidades de la región ya sin el ferrocarril como medio de transporte y como maquinaria intervinculante. “En micro” -continúa-“únicamente hay dos horarios por día (tanto de idea como de vuelta) y con lo que cuesta el pasaje es posible alimentar a una familia tipo durante dos días y dos noches con postre incluido”.

A pesar de y contra de, Rastrojero no detiene su marcha, confirman sus organizadorxs. “Aunque la calle esté brava, atraviesa pantanos y caminos que son un jabón, pero llega, porque la poesía no conoce otra cosa que el barro y la distancia”. Porque esta poesía, agrego, nos hace escuchar los rastros de otra historia con los pies puestos en el charco.

Festival Rastrojero
Jingle oficial

Festival Rastrojero. Campamento poético
Año: 2018
Registro: Emiliano Quiroga
Duración: 3' 14''

 
Lectura en el Festival Rastrojero.
Cipriano Lavalla
Duración: 3' 14''

 

Entrada: María Eugenia Rasic
Curaduría, texto y fotos
Actualización: 24/11/ 2021